La crisis en la que vivimos inmersos al menos en los últimos años está teniendo un impacto real, cotidiano y visible en las vidas de muchas familias españolas, afectando directamente, en mayor o menor medida, a su nivel de vida y a sus expectativas de futuro. Analizar el sentido de estas repercusiones en la vida de las familias, los cambios en los estilos de vida familiares o en los roles de sus miembros, obligados por la adaptación a estas nuevas exigencias del contexto socio-económico actual y de las perspectivas del futuro, así como las implicaciones que tendrán en la relación padres e hijos y, en especial, en la educación familiar, será el objetivo del Congreso que se celebrará los días 28, 29 y 30 de septiembre del 2010 en Madrid.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter