El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de Estados Unidos ha desarrollado un novedoso tratamiento denominado ‘probufina’ para combatir la adicción a la heroína que es más eficiente que los medicamentos precedentes, porque elimina el síndrome de abstinencia y evita la administración de fármacos, al ser un implante subcutáneo que libera la sustancia.

También están desarrollando vacunas para el tratamiento de otras adicciones como la nicotina, la metanfetamina y la cocaína. El mecanismo es similar en las vacunas contra la nicotina y la cocaína, ya que en ambos casos se trata deuna sustancia biológica que se inyecta en el organismo y estimula el sistema inmune del paciente para producir anticuerpos. De esta manera, cuando el individuo consume cocaína o nicotina, estos anticuerpos atacan inmediatamente la droga en la sangre e impiden su llegada al cerebro, abortando el efecto de euforia o de placer. Gracias a este tratamiento, la adicción se extingue «eventualmente», reconoce Montoya.

Hasta ahora, la vacuna sólo se ha investigado con fines terapéuticos, es decir, sólo para los que tienen la adición, pero reconoce que, eventualmente, en el futuro se podría pensar en su uso para prevenir la adicción.

Aunque todavía el tratamiento no se ha probado en España, el doctor Montoya confía en que la ‘probufina’ esté disponible «muy pronto» en Estados Unidos. Leer noticia completa.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter