Compromiso y constancia para alcanzar objetivos vitales, es la propuesta de la FAD a los jóvenes en su nueva campaña. La capacidad para comprometerse y perseguir los objetivos con constancia, con una actitud activa y participativa, son factores de protección de los más jóvenes frente a cualquier riesgo de conducta social como los problemas de drogas.

La campaña, diseñada por la agencia Publicis, propone como concepto creativo un “taxi mágico” que te lleva a “ser más fuerte” o a “tu objetivo en la vida”. No hay caminos fáciles, no hay atajos. No existe un taxi mágico –tal y como muestra la campaña- que te lleve “a tu objetivo en la vida” o “a ser una persona más fuerte”. Sólo se alcanzan objetivos vitales y capacidades con constancia y compromiso.

Llenar la vida de estos objetivos y dotarse de capacidades como “ser más fuerte” son factores de protección personal que hacen a los jóvenes menos vulnerables al consumo de drogas y a cualquier otra conducta de riesgo social.

La FAD, en su nueva campaña, propone a los jóvenes que mantengan la constancia, que persigan sus metas y lleguen a construirse como personas. Que llenen su vida de amistad, de compromiso social, de conciencia crítica, que desarrollen su capacidad de esfuerzo y autocontrol o incluso cultiven aficiones por las que madrugar un sábado por la mañana. Porque, tal y como dice su eslogan, “Cuantas más cosas construyas en tu vida, menos espacio dejarás a las drogas”.

Para el director general de la FAD, Ignacio Calderón: “La capacidad de tomar decisiones autónomas o una actitud proactiva, por ejemplo, son factores que pueden influir en el grado de vulnerabilidad de un joven frente a una situación de consumo. Esta campaña propone que nuestros jóvenes se hagan más autónomos, más proactivos, con más capacidad crítica, más capaces, más formados como personas para que sepan manejar mejor los riesgos con los que inevitablemente deberán encontrarse. Y la clave para llegar a todo esto es la constancia”.

Precisamente, enfrentarse a riesgos sociales como el consumo de drogas es algo prácticamente inevitable para una gran mayoría de jóvenes españoles. De hecho, más del 80% de la población española considera fácil o muy fácil encontrar drogas y amplias mayorías de estudiantes de 14 a 18 años consideran fácilmente disponibles sustancias como el alcohol (>90%) o el cannabis (69,4%).

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter