Expertos en pequeñas finanzas recomiendan inculcar hábitos de economía doméstica con los adolescentes.

Entre las recomendaciones más concretas que se señalan en el texto destaca el hecho de convertir las compras en un momento de aprendizaje para los adolescentes, de forma que puedan comprender que la marca no siempre va asociada a la calidad. Mostrar las diferencias entre centros comerciales y zonas de comercios es esencial para que su conducta «compradora» sea responsable y acorde con su poder adquisitivo.

Ante todo, se trata de poner en marcha una educación creativa para saber responder a las demandas de los hijos con coherencia, paciencia e imaginación, y conseguir así formar adultos responsables con el dinero.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter