Compartiendo experiencias con los alumnos de Tánger

Una de las experiencias más intensas que hemos vivido a lo largo de la realización de nuestro proyecto Ull, canvi i acció, ha sido la visita a la ciudad de Tánger del  Programa Cataluña- Magreb ( PCM ) y queremos aprovechar la oportunidad que tenemos en este blog para dar a conocer la experiencia que allí pudimos vivir. El Programa Cataluña Magreb es una iniciativa de la Generalitat de Cataluña que cuenta con el apoyo del Gobierno marroquí y de la Unión Europea. El objetivo principal de este programa es prevenir la emigración precoz de menores de edad sin acompañamiento familiar hacia Europa.

Mediante el PCM los jóvenes marroquíes asisten a diferentes clases de formación que consisten en una parte teórica y en las posteriores prácticas en diferentes empresas. A parte de la formación, el Programa centra los esfuerzos en la mediación y la sensibilización tanto del menor como de la familia y de su entorno más próximo. Se combate la falsa imagen preconcebida de éxito si se emigra a Europa y se recuerda que el derecho a la educación y los derechos de los niños son derechos humanos básicos que deben respetarse.

Durante nuestra visita a Marruecos, en la segunda edición de nuestro proyecto, en junio de 2008, tuvimos la suerte de compartir 3 días con los alumnos que formaban parte de este programa. Antes de partir nos pusimos en contacto con los encargados del centro y estos se mostraron muy entusiasmados con nuestra propuesta. Hicimos una recogida de material para el centro pero des de un principio teníamos muy claro que  nuestra visita no debía convertirse en la llegada de los “Reyes Magos”, sino que lo planteamos como un intercambio entre jóvenes de diferentes nacionalidades.

En la primera jornada tuvimos un primer contacto con el centro, sus alumnos y sus profesores. Mediante diferentes juegos de presentación rompimos el hielo y asistimos a algunas de sus clases. Muchos de los alumnos estaban cursando un curso de formación de hostelería y nos convertimos en sus invitados degustando un menú cocinado y servido por ellos mismos. Al día siguiente los alumnos marroquíes se convirtieron en nuestros guías por la ciudad de Tánger. Visitamos la Medina  y recuerdo con especial emotividad cuando llegamos a uno de los miradores desde donde se divisa la península y como nos contaban que solo 16 quilómetros separaban las dos costas.

Después de dos días de convivencia llegó la hora de las entrevistas. Los alumnos marroquíes se sentaron delante de nuestras cámaras y contaron sus intentos de emigrar con una aplastante sinceridad.  Para ellos subirse a un camión para intentar llegar a España se había convertido en un juego, un juego muy peligroso. Algunos relataban con detalles las incontables veces que lo habían intentado. La mayoría se escapaban sin que supiera nada su familia y muchas veces sus intentos eran frustrados por la policía. Uno de ellos lo había conseguido y la narración de su aventura nos dejo estupefactos: consiguió llegar hasta Algeciras escondido en una caravana de unos turistas hasta que estos lo descubrieron escondido debajo de una cama y lo denunciaron a la policía.

DSC02368_optAnte este futuro desalentador todos los alumnos del centro coincidían en que gracias al PCM han conseguido cambiar el rumbo de su vida. Sus profesores son los encargados de llevar a cabo su seguimiento, hasta conseguir su inserción sociolaboral y con ello, autonomía e independencia cuando llegan a la mayoría de edad.

Con todo lo expuesto, es fácilmente imaginable cómo vivieron esta experiencia nuestros alumnos. Fue un aprendizaje extraordinario, en mayúsculas. Para nosotras ,como docentes, una dosis de adrenalina brutal para continuar trabajando en proyectos que apuestan por la educación para el desarrollo y la integración.

La experiencia no acaba aquí. Una vez más, el documental se convierte en la herramienta perfecta para trasmitir todo lo que allí vivimos al resto del alumnado de nuestro centro. El día que proyectamos nuestro trabajo hubo un silencio abrumador en la sala de actos en el momento en que hablaban nuestros amigos marroquíes. Podéis compartir este silencio si clicáis en el siguiente enlace https://vimeo.com/60490776

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter