Hoy les voy a hablar del proyecto “Apadrinar un avi” (apadrina un abuelo) que Cáritas lleva a cabo en distintos municipios de la provincia de Girona.

Consiste en ofrecer compañía, escucha, conversación, afecto… a personas mayores en situación de soledad, a través de la visita semanal de jóvenes voluntarios a la residencia o al domicilio particular, con el objetivo de mejorar su autoestima, bienestar y autonomía. Va dirigido especialmente a personas mayores que presentan falta de recursos socioeconómicos y falta de afecto. Se trabaja en coordinación con servicios sociales, Centros de Atención Primaria, centros residenciales y otros recursos del territorio relacionados con este ámbito. A la vez, el proyecto, sensibiliza a la sociedad hacia la solitud que pueden sentir las  personas mayores y facilita la implicación de las personas sensibilizadas.

A principio de éste curso, una persona de Cáritas vino a nuestro centro a ofrecer éste programa a los alumnos de 4º de ESO. Rápidamente surgió un grupo de voluntarios y voluntarias que se animaron a participar y a dedicar una hora de su tiempo semanal al proyecto.

A continuación os presento el testimonio de dos alumnas que participan en el proyecto, y que después de ya varios meses, admiten que se trata de una experiencia muy gratificante.

 

“Está siendo una experiencia que nos permite reflexionar, ya que durante nuestro día a día, a menudo, no nos paramos a pensar en las realidades cercanas distintas a la nuestra.

Allí dentro el tiempo pasa, pero lo hace a otro ritmo… cualquier pequeño detalle les llena de vida. Es por ello que disfrutamos haciendo lo que hacemos, porqué nuestro pequeño esfuerzo para ellos significa romper con la monotonía y les ofrece la posibilidad de hacer algo distinto que les haga felices.

Es una hora que asociamos a un basta, se ha acabado este ritmo, los problemas y todo lo que nos pasa por la cabeza…

 Se trata de una experiencia muy gratificante, nunca sales de la residencia de la misma forma como has entrado. Es una lección que nos recuerda lo afortunadas que somos de disponer de todo aquello que tenemos al abasto. Saber que cada viernes hay alguien que te está esperando te hace sentir útil y todos necesitamos saber  que se nos valora y que nuestro esfuerzo merece la pena”.

 Aquí os dejo un vídeo promocional del proyecto.

 Hasta el próximo post!

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter