En el último artículo de nuestro compañero Ángel Santos hacia referencia a las 6 claves que conlleva todo acción de  voluntariado. Y leyendo su post he creído oportuno poner un ejemplo de voluntariado que se lleva a cabo en nuestra comarca y que creo que encaja perfectamente con lo que Ángel exponía en sus seis puntos

 Se trata de la Brigada de Jóvenes Voluntarios de Verano formada por unos 90 jóvenes de la comarca de la Garrotxa. Esta iniciativa está organizada des del Servei de Joventut del Consell Comarcal de la Garrotxa en colaboración con el área de Acción Social y la finalidad es introducir a estos jóvenes en el mundo del voluntariado.

 El objetivo de este proyecto es ofrecer la posibilidad a los chicos y chicas de 14 y  15 años de participar en algunos servicios que supongan una mejora para su municipio, por ejemplo ayudar a los monitores en las actividades de verano, colaborar en trabajos de mantenimiento del pueblo, ayudar en centros de día…Al mismo tiempo, este proyecto cubre una de las necesidades existentes en los municipios pequeños: la falta de una oferta de actividades para los jóvenes en época de vacaciones.

 Un ejemplo de algunas de las actividades llevadas a cabo podría ser la rehabilitación de un local en el pueblo de la Vall de Bianya para convertirlo en un espacio para jóvenes. En este caso el ayuntamiento cede el local y son los mismos jóvenes los que van rehabilitando y reconstruyendo el espacio a su manera y a su gusto. Se trabaja durante el mes de julio unas 4 horas a la semana y las actividades son coordinadas por los diferente técnicos de juventud del ayuntamiento. Otra actividad que tiene muy buena acogida es la asistencia de estos jóvenes a los centros de día de los diferentes pueblos. Aquí los chicos se encargan de realizar diferentes actividades con la gente mayor del pueblo como pasear, leer o simplemente hacerles compañía.

 Los alcaldes de las poblaciones hacen una valoración muy positiva de esta iniciativa. Destacan que realizar servicios municipales ayuda a que estos jóvenes se sientan más identificados con el lugar dónde viven y aprendan a valorar más las cosas como el mobiliario urbano. A menudo algún chico que había formado parte de la brigada, con el paso de los años, recuerda orgulloso que él pintó aquel banco o plantó el árbol de la plaza. 

 Volviendo a las seis claves, esta seria una acción libre y responsable, ya que los chicos se inscriben en esta actividad de forma totalmente voluntaria y deben cumplir con los horarios pactados y establecidos. También podemos  decir que se trata de  una acción solidaria ya que supone un crecimiento conjunto de la comunidad e implica una acción de transformación ya que se trabaja directamente en un entorno que es muy cercano a ellos. Formar parte de las Brigadas de Jóvenes Voluntarias  de Verano implica también adquirir valores como el trabajo en equipo, el compromiso y la responsabilidad encajando aquí con la clave número cinco sobre la acción coordinada. Y como toda actividad voluntaria se realiza sin recibir ninguna remuneración económica, es una acción gratuita. Aunque sí que podemos decir que todos los participante tienen  otra  recompensa:  un fantástico día en el Parque de Atracciones de Port Aventura al final del verano. 

dibuix Grupo de jóvenes participantes

                        

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter