Ola de calor, cambio de ropa, tardes más largas… nuestro pensamiento como padres se sitúa en el verano y empezamos a pensar qué hacer con nuestros hijos e hijas durante estos meses. ¿Qué vamos a hacer con nuestros hijos durante el verano? Mi sugerencia… un campamento de verano…

Desde luego ni dudar la posibilidad de participar en este tipo de experiencias, sus posibilidades para el crecimiento personal son inmensas… Hay campamentos deportivos, de multiaventuras, de idiomas, en la montaña, en playa o en el campo… pero vamos a centrarnos en aquellos que se desarrollan en los centros escolares.

Nada más iniciar una búsqueda por internet nos encontramos con muchas y diferentes posibilidades que tienen como centro el colegio: campamentos organizados desde los propios centros; campamentos realizados desde organizaciones ajenas a los centros que usan los espacios de estos; campamentos organizados por los ayuntamientos previo concurso administrativo, en los espacios de los colegios…

El campamento que más se adecúe a los “peques” y no tan “peques” depende básicamente de su personalidad, aficiones, edad, es decir, es importante saber si necesitan mucha actividad física o más bien son tranquilos, si están cómodos con mucha gente o se sienten mejor en grupos más pequeños y por supuesto qué actividades les gustan más los deportes o actividades relacionadas con el arte o…

Cualquiera de las posibilidades puede ser interesante. Permitidme algunos consejos a la hora de elegir alguna de las posibilidades más allá de criterios como precio, cercanía, servicios… quea buen seguro ya tenemos.

Los campamentos son espacios privilegiados para la relación interpersonal, para el trabajo en equipo, para el desarrollo de espacios de comunicación y diálogo, experiencias cooperativas, relaciones positivas. Buscad campamentos que estimulen este tipo de iniciativas, que les ayuden a conectar con sus pensamientos y emociones, que les sitúen en la pisa de la alteridad…

Serían geniales campamentos en los que se marcara como horizonte la realización de actividades que ayudaran a mejorar el entorno comunitario del colegio, que mejoren algo del barrio, de las personas que lo habitan… campamentos donde el centro sea mejorar las condiciones de vida de otras personas y desde ahí trabajar todo lo anterior.

Respecto de la realización de las actividades, mejor cuando quién las pone en marcha es el propio centro o entidades sociales pegadas a contexto, es decir, entidades que nacen en los barrios y despliegan ahí su actividad. No hay duda que estas entidades conocen los problemas de la zona y ofrecen una continuidad en los programas que realizan.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter