“El entrenamiento en tareas demasiado complejas, antes de que el sistema esté preparado para llevarlas a cabo, puede producir deficiencias permanentes en la capacidad de aprendizaje a lo largo de la vida”. Es una frase de psicobióloga Milagros Gallo que hemos podido leer en el artículo: Mamá: no puedo parar los pensamientos que me llegan a la cabeza.

El siglo XXI se caracteriza por las numerosas actividades, dirigidas a su estimulación, que realizan los niños a lo largo del día. Actividades extraescolares, aplicaciones móviles, videos, juegos interactivos, etc. Al igual que las drogas, la sobreestimulación provoca “tolerancia”. El cerebro acaba acostumbrándose a una dosis alta de estimulación. Es entonces cuando el niño/a busca mayor número de estímulos y se vuelve hiperactivo o se desmotiva.

Kidsandteensonline en este artículo ofrece una serie de pautas que regularán este exceso de estimulación. Si quieres leer más pincha aquí.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter