Hace poco asistí a una sesión de formación cuyo título parecía muy motivador “Pedagogía de la Fascinación. Redescubriendo la ilusión por aprender.” Su contenido me parece una propuesta interesante, que además enlaza con el contenido de algunos de los post que se han escrito en este blog.

Todos estaremos de acuerdo en que educar implica “enseñar a aprender”. La pedagogía de la fascinación constituye un enfoque educativo  donde  curiosidad, felicidad, creatividad, experimentación y metodologías activas son elementos imprescindibles.Su objetivo  es proporcionar guías para planificar, ejecutar y evaluar procesos de enseñanza y aprendizaje aprovechando la atracción irresistible de ciertos contenidos generadores de ideas, dentro de una visión holística. Fomenta el espíritu de superación y de descubrimiento. Constituye una posible clave pare para superar esa enseñanza basada en mínimos conformistas. Es ideal para los alumnos y profesores que desean ir más allá, que tienen aptitudes o inquietudes  que superan los intereses de la mayoría de la población. (Juan Cruz Barranco Elfau, Javier Mateos Maroto y Juan C. López Garzón).

Un profesor que quiera moverse por el marco de la pedagogía de la fascinación deberá potenciar una forma de trabajo más activa con sus alumnos, lo que precisa de actualización científica y metodológica. Deberá descubrir materiales fascinantes, conocer los intereses reales de sus alumnos y del mundo de la cultura infanto-juvenil, buscar  redes de conexión conceptuales, estimular  la creatividad y el fomento de unas relaciones basadas en la sensibilidad y la afectividad. En definitiva deberá estar dispuesto a educar para la vida, convirtiéndose en un auténtico arquitecto de la fascinación.

La función del profesor es, después de provocar un torrente de ideas, seleccionarlas y reubicarlas (Bloom) para que  sean efectivas, generen  transferencias y provoquen cambios cognitivos. Generar una idea implica un proceso bioquímico en nuestro cerebro. Cuando aprendemos algo nuevo, generamos conexiones que requieren esfuerzo. Además, si lo que aprendemos nos divierte, conseguimos aprender mucho más y de esta forma establecemos más conexiones neuronales. En fin, nuestro cerebro continúa evolucionando.

Si nos situamos en nuestra zona de seguridad no avanzamos. Y, muy a menudo, las rutinas del aula, la esclavitud de los libros de texto, las metodologías pasivas y, en ocasiones, la falta de actualización consiguen que ni educadores ni alumnos, salgamos de esa zona de seguridad. Sólo si conseguimos saltar esta frontera, que sin lugar  a dudas  nos hace sentirnos más seguros,  alcanzaremos otros nuevos descubrimientos. De esta forma, los alumnos dispondrán de recursos distintos y serán capaces de generar ideas nuevas y creativas,  aprendiendo de verdad y evolucionando.

Una profesora de E. P., al hablar de su experiencia al aplicar en el aula esta pedagogía de la fascinación cuenta que si lanzamos «preguntas inteligentes», conseguimos  contenidos fascinantes. Su valoración de la experiencia es muy positiva ya  que aprender de esta forma constituye una fuente de satisfacción personal y de bienestar; motiva a  todos los alumnos (incluso a los más apáticos); favorece la  inclusión porque independientemente de la capacidad de cada uno, todos aprenden trabajando juntos y formando un equipo;  construye redes de conocimientos que permiten a los alumnos establecer interconexiones; desarrolla el espíritu crítico y por supuesto, educa alumnos más competentes.

Los elementos que propician la generación de nuevas ideas son:

  • Formación en creatividad: Ser creativo no significa dejarnos llevar por la imaginación y la improvisación. Necesitamos el  conocimiento para tener ideas. Necesitamos   formación para conocer técnicas y recursos que fomenten la creatividad.

  • Diseño en nuestras programaciones de aula, espacios y tiempos de inspiración.

  • Cambio de rutinas diarias para provocar expectación y curiosidad: Elmisterio fascina, enlaza con el mundo emocional del alumnado y provoca un torrente de imágenes e ideas. Una idea novedosa es didácticamente útil cuando es sorprendente, concreta, visualizable, pero además aporta  una potente carga emocional. Por ello los contenidos fascinantes son un excelente recurso motivador. A nivel cerebral, está demostrado que incrementan la actividad del sistema límbico (emociones) provocando conexiones con la corteza cerebral (conocimientos), y liberando en ambos casos endorfinas que graban nuevos caminos sobre los que enraizará la información aprendida. Son una auténtica carga de profundidad dirigida a catalizar el proceso enseñanza-aprendizaje.

  • Metodologías activas: La creatividad está unida a la acción y no hemos de olvidar que se aprende haciendo. Para desear conocer, después de asombrarse y sentir curiosidad, debemos experimentar y manipular.

  • Entornos cooperativos: Implica formar pequeños grupos de trabajo, seleccionados de forma intencional, para que los alumnos trabajen juntos en la consecución de metas comunes que benefician a todos los miembros del equipo. Es una metodología activa, basada en la experiencia e interacción entre los alumnos y posibilita que los alumnos aprendan unos de otros.

  • Atención a cualquier iniciativa: Debemos estar alerta sobre cualquier iniciativa, interés o curiosidad que se haya suscitado en cualquiera de nuestros alumnos. Después aprovecharlo para  enrizarla en los contenidos del aula y generar otros nuevos aprendizajes.

  • Pedagogía narrativa: Esta dinámica de trabajo consiste en disponer tiempos y espacios que habiliten los procesos de producción autogenerada, la deliberación horizontal entre pares y la investigación acción y participativa, cualitativa e interpretativa, en torno de relatos de prácticas pedagógicas en situaciones concretas. Todos sabemos que  se entiende algo se entiende si eres capaz de explicarlo y los demás también son capaces de entenderlo

La pedagogía de la fascinación¸ es un proyecto creado por cuatro profesionales relacionado con distintos ámbitos, y se ha hecho  presente en distintos foros como Congresos Internacionales Jornadas Autonómicas de Aragón o curso de profesores.

Para ampliar más información podéis acceder a esta página.

http://jcbarrancoe.wix.com/pedagogiafascinacion 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter