Durante el mes febrero muchos institutos de secundaria preparan su “Semana Blanca”. En nuestro instituto, la segunda semana de febrero se paran las clases tradicionales y en la escuela se ofrecen distintas actividades: deportes de aventura, cocina, excursiones a pie, baloncesto, peluquería, talleres de bufandas… Para aquellos que quieren pasar unos días lejos de casa, también se ofrecen salidas a la nieve y un intercambio con Eslovenia y Francia. Finalmente, hay un viaje a Italia para los alumnos de 4º de ESO y uno  a Grecia o París para los de 2º de Bachillerato.

 La mayoría de estos talleres tienen un coste que va de 5 a 600 euros. Tal y como comentaba la compañera en su último post, una de las problemáticas que vivimos actualmente en nuestro país, es la falta de empleo y como consecuencia, la falta de dinero en muchas familias. Por este motivo, en nuestro centro este año hemos llevado a cabo una serie de actividades para que todos los alumnos de 4º de ESO pudieran ir al viaje de fin de curso.

 La primera actividad que hicimos fue en noviembre. Decidimos hacer una gran cesta navideña con todo tipo de productos.  Se hizo una comisión de alumnos que se encargaba de pasar por las clases de 4º a buscar comida, vales para masajes, prendas de ropa, electrodomésticos, etc. dependiendo de lo que sus familias pudieran aportar. En diciembre, otra comisión montó la cesta en el  hall del instituto y otros compañeros empezaron a preparar boletos de 1 euro para participar en el sorteo. Hubo alumnos que vendieron más de 100 boletos. El último día de clase de diciembre, tuvo lugar el sorteo y el ganador se llevó un montón de regalos.

Pero junto a estas actividades ha habido la necesidad de pensar en otras alternativas. Había familias que manifestaron la necesidad de conseguir más dinero, por eso, empezó un taller de pendientes y anillos. Una comisión de alumnos se quedó unas semanas por las tardes para hacer pendientes y anillos que han podido vender durante los mercados navideños y en la misma escuela. El dinero recaudado se repartió entre todos los participantes.

Pero después de realizar estas actividades algunos alumnos aún continuaban sin reunir el dinero necesario. Hablamos con el director y hemos conseguido que algunos  alumnos hagan trabajos de limpieza, fotocopias y ordenación en el mismo instituto. Se quedan dos días por la tarde y de aquí a junio, conseguirán reunir el dinero que necesitan para que se puedan cumplir sus sueños: salir de viaje con sus amigos.

 Así pues, recién entrado el mes de febrero, los profesores del viaje estamos contentos porque todos los alumnos que les apetecía viajar con sus compañeros de clase, lo podrán hacer. Pensar actividades, organizar grupos, días por la tarde y horas libres, todos hemos trabajdo un poco más, pero ha merecido la pena. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter