En el último post mi compañera Celia os comentaba una iniciativa que estamos llevando a cabo en nuestro instituto dónde los alumnos son los organizadores de una campaña de recogida de alimentos. Actividades como estas, creemos que ayudan a fomentar el espíritu de voluntariado tan necesario en los tiempos que vivimos. Y precisamente siguiendo la línea de actividades de voluntariado el otro día tuve la visita de una ex alumna, Dàlia Canals,  que me comentó una experiencia relacionada con el voluntariado y que me gustaría compartir en este post.

Se trata de un proyecto relacionado con el voluntariado en el extranjero en el que Dalia participó el verano pasado. El proyecto estaba organizado per el Service Civil International  (SCI), un movimiento internacional que trabaja la paz y la justicia social a partir de diferentes campos internacionales de trabajo voluntario. En este tipos de campos de trabajo se realiza un trabajo comunitario entre grupos de 5 a 20 personas de diferentes nacionalidades durante un período de entre 1 y 3 semanas.

Dàlia me relató entusiasmada su experiencia en Liège ( Bélgica ). En esta ciudad compartió con ucranianos, japoneses , italianos , turcos y belgas la labor de remodelar el vestíbulo del edificio de la sede del SCI. El primer contacto con la gente y el lugar le dejó ya muy buenas sensaciones. Durante 3 semanas de sus vacaciones de verano, este edificio se convertiría en su lugar de trabajo y también en su vivienda. Dàlia me cuenta como la vida en comunidad fue uno de los primeros retos. Los participante en este campo compartían la misma sala donde dormían, cocinaban y se duchaban. El otro reto fue la organización del proyecto que debían llevar a cabo, en este caso relacionado con el mundo artístico. Desarrollaron un plan de trabajo a partir de las diferentes ideas de los participantes. El resultado fue una escultura y un fresco que representaban los principales valores de la organización SCI: sostenibilidad, ecología, comercio local e igualdad.

 Algunos de los problemas con los que se encontraron fueron principalmente los relacionados con los dotes de liderazgo y los problemas comunicativos. Dàlia destaca que proyectos como este la han  ayudado a conocer mejor sus posibilidades y a trabajar con gentes de diferentes estilos de vida, hábitos y mentalidades. De hecho, la finalidad de estos campos de trabajo es conocer otras culturas trabajando la solidaridad y la convivencia entre personas de diferentes nacionalidades. Como dice la misma organización, se trata de una herramienta para la construcción de la paz a través de la convivencia cultural, el trabajo y el aprendizaje conjunto.

Des del SCI se organizan estos campos de temática muy diversa y en diferentes lugares del mundo. Os dejo el enlace por si queréis hacer difusión. Creo que es una iniciativa estupenda para nuestros jóvenes. http://www.workcamps.info/icamps/ES-CAT/ca/

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter