Cuando decimos que algo está “hasta en la sopa” es que, verdaderamente, se ha pasado de la medida justa. Lo poco gusta, y lo mucho cansa, y cuando se abusa de cualquier cosa, por mucho que nos agrade o nos parezca que suma, finalmente termina saciando, cansando y perjudicando porque los excesos son negativos en todo.

  • ¿Puedes pensar en cosas que te gustan bastante? (Comidas, actividades, gente…).
  • ¿Hay alguna de la que crees que no te cansarías nunca? ¿Por qué?
  • ¿Te imaginas comer tu comida favorita durante un año, o estar viendo tu programa favorito durante ese año, sin nada más alrededor?
  • ¿Qué piensas que sucedería si tus cosas favoritas, las que fueran, las tuvieras “hasta en la sopa”?

Hoy vamos a acercarnos un poco más a uno de los excesos más habituales que encontramos cada vez que hacemos una de nuestras actividades favoritas: ir de fiesta.

¿Qué podemos trabajar con este audiovisual?

En los últimos años los conceptos de diversión y fiesta se han asociado cada vez más con exceso y desfase. Lo que quiera que se haga, ha de hacerse con despliegue exagerado de todo, pero especialmente de aquello que “aderece y especie” la diversión. El consumo de alcohol, por supuesto, y de otras sustancias también, es uno de esos elementos que se ha potenciado muchísimo.

  • ¿Piensas que el alcohol está entre uno de los elementos favoritos en las fiestas?
  • ¿Tiene sentido para ti lo que ha venido dándose cada vez más en los últimos años al colocar el alcohol prácticamente en el centro de toda fiesta?
  • ¿Puedes pensar en escenarios festivos en los que el alcohol sea protagonista? (Por ejemplo, salidas de fin de semana, botellones, quedadas en locales, discotecas, fiestas en casas, celebraciones tipo boda, celebraciones familiares en general, cumpleaños…).
  • ¿Crees que el consumo en esos contextos es, por lo general, moderado?
  • ¿Te imaginas esos eventos sin alcohol?

A día de hoy, es bastante difícil imaginar situaciones de celebración en las que el alcohol no esté presente. Pero más aún, es difícil imaginarlas sin que el alcohol corra de forma evidentísima (hay una gran diferencia entre que algo esté o que sea el centro total de la fiesta, medio y fin).

  • Pensando en las fiestas, eventos y celebraciones en las que has estado con gente de tu edad, ¿es frecuente o infrecuente que esto pase?
  • ¿Conoces personas cercanas a ti para las que el alcohol sea, sin duda, el centro de sus escenarios de diversión?
  • ¿Cuánto piensas que pesa el alcohol para que una fiesta sea considerada buena o mala según la gente que va a ir o está en ella?
  • ¿Crees que es un asunto que la gente tiene en cuenta antes de decidir participar o no en un evento? ¿En qué sentidos?

La escena que hemos visto llama la atención especialmente porque, en ella, descaradamente y desde el principio, vemos que el alcohol está “hasta en la sopa”. Vamos a volver a reproducir la escena de nuevo, pidiéndole al grupo que, mientras la visionan, puedan anotar todas las referencias -visuales, en el diálogo…- que encuentren al alcohol o a beber.

Al terminar el ejercicio a nivel individual, dedicar un tiempo en grupo para poder poner en común lo que cada cual haya detectado. A partir de ahí pueden lanzarse algunas preguntas sobre ello para ahondar en el debate, pero lo vamos a plantear de forma diferente. Vamos a tener una mitad de la clase que defiende completamente lo que ha visto en la secuencia y otra mitad que está en contra (así “aderezaremos la fiesta”, eso sí, sin alcohol).

Planteamos a continuación una serie de tandas de preguntas para irlas trabajando en ese debate a dos grupos. Quien coordina la actividad irá decidiendo cuándo se cambia de tanda, en función de si se va agotando o no el debate o de si se quiere progresar en otra dirección.

Cada cual puede ir participando por orden de solicitud de turno, da igual en qué grupo de ambos se esté. Eso implica que el mismo grupo puede participar varias veces seguidas si sus miembros levantan la mano consecutivamente para aportar de su postura.

Estas preguntas que planteamos son solo algunas de las posibles:

TANDA 1: La llegada a la fiesta:

  • ¿Qué te parece el regalo que las dos chicas traen a la fiesta? ¿Es bien acogido?
  • ¿Te llama la atención que se regale vodka para la madre y cerveza para el resto? ¿Qué significado puede tener esa diferencia?
  • ¿Ves que jóvenes y gente adulta beben diferente o parecido? Desarrolla la respuesta.
  • La chica hace referencia a una mini-nevera del baño de la madre, “que está vacía”. ¿Te llama la atención? ¿Qué significa o implica para ti esa referencia?
  • ¿Es algo frecuente regalar alcohol o alguna otra sustancia? ¿Puedes pensar en situaciones en las que esto es así? (P.e. llevar vino a una cena o regalar puros en las bodas).

TANDA 2: Empieza la fiesta:

  • ¿Te llama la atención que todos los y las participantes de la fiesta tengan un vaso en la mano? ¿Cuántos de ellos piensas que tienen alcohol?
  • ¿Qué tipo de bebidas esperas cuando vas a una fiesta para considerarla buena? ¿Dirías en función de eso que ésta que has visto lo es?
  • La frase de “entrada” real a la fiesta, una vez entregado el obsequio de cortesía es “la bebida está por aquí”. ¿Crees que esa frase refleja el espíritu de ese tipo de fiesta?
  • ¿Qué sensación le queda a la protagonista al ver que el chico, lejos de darle un papel relevante a ella al llegar, apela al alcohol directamente?
  • ¿Cuál crees que es el objetivo principal de las personas que han ido a esa fiesta? (Beber es claramente uno de ellos, pero si hay otros, como por ejemplo ligar, incluso en esos el alcohol parece tener un papel predominante como medio para conseguir un fin).
  • Todos y todas sin excepción prácticamente están bebiendo. Pero a muchos de ellos se les ve sin que estén interactuando demasiado. ¿Qué opinas de eso? ¿Qué explicación puede tener? ¿Piensas que el alcohol tendrá algo que ver en que empiece la interacción?
  • ¿Qué hubiera necesitado realmente la protagonista, Jenna, para integrarse al llegar a la fiesta? ¿Le resuelve el problema realmente saber dónde está la bebida?

TANDA 3: Integrarse en la fiesta:

  • Una vez que el chico ha “ayudado” a la integración, desaparece de escena y son las propias chicas las que tienen que buscarse la vida. Al principio la cosa está clara y lo expresan así: “no hay forma de integrarse”. ¿Por qué esas dificultades?
  • ¿Qué necesitarían y en qué les va a ayudar el alcohol?
  • ¿Piensas que cuanto más alcohol hay en una fiesta menos nos esforzamos en integrarnos por otros medios, como conversar?
  • ¿Qué métodos pensáis que tienen Jenna y su amiga para que se produzca esa integración, por lo que habéis visto?
  • La amiga de Jenna, antes de que ella “mueva ficha”, la anima a que finja que “va pedo”. ¿Por qué? ¿Qué sentido tiene, además, que lo inmortalice con un selfie? ¿Crees que es la primera vez que hace esto? ¿Piensas que es una idea original suya o es algo habitual? ¿Para qué se hace?
  • Cuando la amiga de Jenna escupe, es porque se da cuenta, no solo de que ha bebido de cualquier vaso, sino de que éste en concreto tenía colillas dentro. ¿De qué tipo de cosas te habla ese incidente? ¿Qué implicaciones tiene? (Les estamos pidiendo que “lean entre líneas” acerca del comportamiento que ven. Beber de cualquier vaso sin mirar siquiera, el selfie, etc… significa que se ha puesto el alcohol en un lugar muy prioritario, no solo en la fiesta, sino en lo que se proyecta hacia fuera sobre ella).

TANDA 4: A lo que habíamos venido:

  • Por fin Jenna puede empezar a hablar con el chico que le gusta. La situación les coloca juntos, pero no parece que tengan demasiadas facilidades para establecer conversación y profundizar. ¿Por qué?
  • ¿Qué te parece la fórmula que se ha visto en la fiesta hasta ahora? (A continuación, recuadrada)
Invitación a la fiesta+(NADA)+Expectativa de que todo fluya en la fiesta

(NOTA: lo que debería pasar en el punto que hemos llamado NADA, es sustituido por el alcohol y su consumo. No hay conversación, ni presentaciones, ni nada que les haga divertirse, excepto beber).

  • ¿Coincide esto con las fiestas a las que estás acostumbrado o acostumbrada?
  • El chico menciona que una de las ventajas de que la fiesta sea pequeña es que “hay más alcohol para todos”. ¿Alguna vez has oído -o pensado- algo parecido? ¿Crees que hay mucha gente que piense así?
  • La chica que se acerca finalmente para llevarse al chico, lo hace con una excusa que, de nuevo, tiene que ver con el alcohol: “Ayúdame con el barril de cerveza”. ¿Para qué otras cosas, además de excusas, has visto que se usa frecuentemente el alcohol (no solo en esta secuencia, sino en general)? (Por ejemplo, para divertirse, para evadirse, para hablar más, para ser más gracioso o graciosa…).
  • ¿Tienes la sensación de que, en general, el alcohol tiene un papel mucho más protagonista de lo que debería en nuestra diversión y en nuestras interacciones?

Proponemos a quien coordina la actividad terminar con las conclusiones más importantes de cada tanda, de forma que no queden tan presentes las ideas hacia las que cada grupo haya querido llevar el debate, que pueden ser equilibradas o no, sino hacia aquellas que visibilizan un uso y presencia más equilibrado del alcohol y las sustancias de consumo en nuestras fiestas.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter