Esta semana os queremos invitar a reflexionar acerca de cómo los avances tecnológicos contribuyen a mejorar la calidad de vida de los niños y jóvenes con Necesidades Educativas Especiales (NEE), facilitándoles su integración en las diversas actividades del aula.

Las exigencias de cumplimiento de un currículo, la falta de recursos materiales y humanos, o el desconocimiento, puede suponer que muchas veces el profesor no pueda realizar un trabajo personalizado en alumnos con NEE. Sin embargo, en internet es posible encontrar recursos que le orientarán y facilitarán al profesor la realización de esta tarea en el aula.

La primera que os queremos presentar es la iniciativa de La Junta de Extremadura en conjunto con el Ministerio de Educación, que ofrece en el portal del «Proyecto Aprender«, orientaciones para que los profesores puedan trabajar con sus alumnos con NEE, ofreciendo también un espacio para que los alumnos puedan llevar a cabo actividades que les permitan trabajar sus habilidades por medio de situaciones cotidianas (agrupadas en «saber hacer» y «saber ser»).

Otro espacio que os recomendamos visitar es la web «Aula PT«, donde podréis encontrar material agrupado por niveles y asignaturas, que no tendréis problema para descargar y aplicarlo en vuestra aula. Y si lo deseáis, también podréis compartir con otros profesores el trabajo o fichas que hayáis desarrollado en vuestra clase, transformándose esta página en un espacio de intercambio de experiencias.

El desarrollar actividades por medio de herramientas tecnológicas como puede ser el ordenador, una pizarra digital o un libro electrónico, es en sí misma una tarea que motiva al alumno con necesidades educativas especiales a su realización, ya que es más atractiva y les permite mantener la atención en lo que están realizando. Esto, entre otras cosas, por el hecho de recibir mayores estímulos a nivel visual y/o auditivo.

Además, tal y como hemos comentado en post anteriores, es imprescindible que los profesores implementen las nuevas tecnologías en el aula, ya que es una parte importante de la formación de los niños y jóvenes de hoy en día.

Finalmente, no debemos olvidar que la integración de las personas con discapacidad es un reto que tenemos como sociedad, por eso es importante que este cambio lo iniciemos desde el aula, dando a todos nuestros alumnos la oportunidad de poder desarrollarse en todos sus ámbitos, potenciando sus fortalezas y derribando las barreras que les impiden el camino hacia un desarrollo íntegro de todas sus potencialidades.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter