Aunque ya ha pasado bastante tiempo desde el cuarto Encuentro Acción Magistral bajo el título “Educación en valores e innovación: extendiendo prácticas y resultados”, me gustaría volver a recordar algunos de los momentos y emociones vividas.

En septiembre de 2012 nació, de manos de FAD junto a BBVA y UNESCO, la iniciativa de crear una Red de Acción Magistral que uniese a todos los profesionales relacionados con la educación en valores. Maestros y maestras que compartimos una visión común, un interés común, que la escuela se impregne de Valores tan necesarios en un mundo tan cambiante al que debemos enfrentarnos.

Ese objetivo inicial ha ido creciendo a lo largo de estos años, y cuando un Proyecto está bien definido y planificado, los resultados se generalizan mucho más y su impacto es mayor. Este es el caso de la evolución que ha tenido el Proyecto de Acción Magistral hasta la actualidad.

Haciendo un breve recorrido histórico, vemos como:

  • En el Primer Encuentro (septiembre 2012), se buscaba un compromiso personal con la Educación en Valores.
  • En el Segundo Encuentro (septiembre 2013), el objetivo era ir más allá de ese compromiso personal, creando unas redes de complicidad intercentros. Por ello la temática y la organización favoreció el conocimiento de todos los que participamos con el fin de generar unas “redes de complicidad” y de extender ese deseo de “educar en valores” a otros centros, a otras comunidades. Se trataba de seguir creciendo.
  • Llegó el Tercer Encuentro (septiembre 2014) en el que a partir de una serie de dinámicas grupales, la meta ers crear grupos en red en los que nos uniésemos docentes de distintos centros para cronstruir un proyecto común y trabajar juntos en red la educación en valores.
  • En el último Encuentro (septiembre 2015), el objetivo fue seguir trabajando en la mejora del impacto de la educación en valores a partir de la innovación. Una innovación que debe ir más allá de las nuevas tecnologías, una innovación en la definición de los objetivos docentes, en las estrategias, en la forma de organizar las materias (nuevos objetivos con nuevas estrategias y por tanto, nuevos instrumentos y recursos educativos).

Todos ellos, comparten el objetivo de posibilitar una mayor conexión, participación y colaboración entre quienes formamos Acción Magistral y también, quienes pueden estar interesados en hacerlo.

Todos los profesionales de la educación que formamos parte activa de la Red Acción Magistral, defendemos que las instituciones educativas deben convertirse en un lugar donde a los niños y futuros ciudadanos del mundo se les ofrezca la formación integral que precisan para alcanzar las inteligencias personales (emocionales, comunicativas, autónomas, éticas y creativas) que demanda la sociedad actual; además de crear climas facilitadores para el aprendizaje y la construcción de conductas adaptadas a las necesidades reales que se platean.Y por supuesto agradecemos enormemente a instituciones como FAD, BBVA y UNESCO su esfuerzo personal y financiero, sin el cual muchos de nuestros proyectos de centro no hubieran existido o no se habrían mantenido. En estos momentos especialmente difíciles para el mundo educativo, debido por un lado a la complejidad de las aulas y por otro a la escasez de recursos económicos para invertir en educación, estamos muy necesitados de iniciativas como el PROYECTO ACCIÓN MAGITRAL.

Año a año, todas las personas que hemos tenido la suerte de poder participar, comprobamos como los equipos de trabajo de los centros relacionados con Acción Magistral están cargados de motivación, optimismo pedagógico, compromiso, empatía, formación e innovación. Y cuanto más compleja resulta la tarea más se precisa de iniciativas como éstas.

Todas las iniciativas promovidas desde el Proyecto Acción Magistral:

  • El Homenaje al Maestro dirigido a potenciar el reconocimiento social de su labor.
  • El Blog Acción Magistral que facilita la comunicación e interconexión entre los educadores, así como su capacitación competencial en nuevas técnicas educativas dirigidas a la innovación.
  • Los cursos de formación sobre Educación en valores en los que participa cada vez un mayor número de profesionales.
  • Los Encuentros “Acción Magistral” que permiten trasladar de algún modo el magnífico espíritu que los preside a otros lugares y a más docentes integrantes del proyecto y que también, favorecen la puesta en marcha de proyectos de educación en valores, posibilitándonos un mejor desarrollo profesional y una mayor capacidad de acción.
  • Los “Encuentros Locales” que llevan la formación en valores a distintas provincias para facilitar la participación de más educadores.

.

A partir de estas acciones que están teniendo un gran impacto no sólo educativo sino social y que han permitido que cada vez sean menos los profesionales que ponen en cuestión la necesidad de educar en valores, ha nacido la gran familia “ACCION MAGISTRAL”, Una familia que crece porque el proyecto está muy bien definido y porque existe una visión común de la finalidad de la educación.

Me gustaría destacar también, el clima que se genera en los encuentros, la familiaridad, la complicidad, la emoción, el trabajo compartido, …. Y muchas cosas más que consiguen que podamos regresar a nuestros centros educativos con la “pilas bien cargadas” para continuar trabajando la educación en valores y extendiendo esa filosofía a más compañeros y centros educativos. Y que nos permiten regresar a las aulas cargados de entusiasmo, motivación e ideas para implementar nuevas acciones.

Y como en el vídeo donde un millón de niños cantan “Change de World” (“Cambiemos el mundo”) ante la presencia del autor del tema, Howard McCary, ver como un millón de centros implementamos los valores en los Proyectos Educativos de nuestros centros.

La Educación debe servir para el desarrollo del ser humano en su totalidad. Debe ser el marco en el cual debemos intentar ampliar las expectativas de esas personas que llamamos alumnos, el marco en el que puedan construir su modo de vida, aspecto mucho más amplio e importante que la consecución de unos determinados resultados académicos, cuya relevancia por supuesto no cuestiono. Pero resultados de la mano de valores para poder humanizar el mundo. La contribución del Proyecto Acción Magistral a este fin es indudable. Me atrevo, en nombre de todos los docentes que participamos en este Proyecto, a dar las gracias a instituciones como FAD, BBVA y UNESCO para que continúen trabajando como lo han venido haciendo hasta ahora.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter