Los  Recursos Educativos en Abierto (REA, Open Educational Resources o OER en inglés) son recursos educativos para profesores y/o alumnos que están publicados en un dominio público. Normalmente cuentan con una licencia de propiedad intelectual que facilita que otras personas los usen, o incluso los modifiquen, para adaptarlos a otros contextos y redistribuirlos para, a su vez, ser usados o modificados. Para vuestra referencia os dejo las  definiciones oficiales impulsadas por William and Flora Hewlett Foundation o la UNESCO y un enlace a la Declaración de Paris sobre REA que se promulgó en verano del 2012 y que parte del derecho a la educación como derecho humano fundamental y propone el uso de los REA como motor para que ese derecho esté garantizado para todo el mundo.

Los REA pueden ser muy variados e incluyen cursos, materiales educativos, libros de texto, vídeos, exámenes, software libre y cualquier otra herramienta, técnica o material que facilite el acceso al conocimiento. Aunque han sido más desarrollados para su uso en educación superior, la filosofía de compartir recursos entre el profesorado y entre los mismos alumnos ha sido siempre una práctica común. Ahora, gracias a las TIC, internet y las licencias no comerciales gratuitas en abierto, los REA se pueden compartir de forma masiva.

Hay diversas razones por las que es útil adoptarlos y fomentarlos pero, más allá de la filosofía de compartir, crear recursos en colaboración y abrir el conocimiento a todo el mundo, tenemos que ser muy conscientes de que no podemos reusar contenido comercial legalmente. Basta con fijarse en los famosos ‘términos y condiciones de uso’ que nadie lee de cualquier libro electrónico y nos damos cuenta de que ¡ni se lo podemos mostrar a nuestra pareja sin hacer algo ilegal!

Podemos encontrar REA en español en la páginas Jorum y OER Commons, y también en el portal español Eduteka. Para los que quieran modificar, ordenar, y hacer uso combinado de diversos REA, pueden registrarse en Open Tapestry  que ofrece un gran número de posibilidades de crear secuencias didácticas de diversa índole y longitud.

Para los que quieran ir un paso más allá y compartir sus recursos, basta que se aseguren que estén en un formato que permita modificarlos y que tengan una licencia que permita redistribuirlos. En el blog post de la semana que viene hablaremos de los diferentes tipos de licencias, pero para quienes estén interesados en empezar a usarlas os dejo el acceso a la página de Creative Commons donde lo explican de forma muy entendedora y  también este taller sobre REA de la cátedra UNESCO en eLearning de la UOC que nos proporciona otros tantos consejos. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter