Ha llegado la Navidad y con ella este periodo lleno de ilusión que mayores y niños comparten durante estas fiestas. Pero como todos bien sabemos, estos días no son celebrados igual para todos. Tal y como bien decía John Lennon en su canción “So this is Christmas”, mientras unos disfrutan de las fiestas otros están en guerra porque vivimos en un mundo que desgraciadamente tiene muchas desigualdades. Aquí pues empieza otro voluntario encabezado por nuestro instituto.

 En los anteriores posts, ya os comentábamos un poco las iniciativas de nuestro instituto organizando campañas de recogida de alimentos, material escolar para Gambia… En este post, siguiendo un poco la línea de actividades de voluntariado, quiero compartir con vosotros otra actividad que hemos hecho en motivo de Navidad.

 Cada año en nuestro instituto unos cuantos alumnos voluntarios organizados por la profesora Maica, persona responsable de la “Aula de Acogida”, pasan por los diferentes departamentos de profesores a pedir si pueden traer algún objeto que tengan en su casa y quieran dar. Estos “regalos” van destinados a los alumnos que han llegado a nuestro país e instituto en los últimos dos años y no conocen la lengua catalana y sus tradiciones. Durante la segunda y tercera semana de diciembre, dichos voluntarios se encargan de recoger juguetes, libros, ropa, etc. para envolver y, posteriormente, regalar.

 Durante el mes de diciembre la profesora responsable de la “Aula de Acogida” cuenta a los alumnos de Aula de Acogida tradiciones como la del “Caga tió”, los Reyes Magos, los “Pessebres”, etc. Llega el último día de curso antes de irnos de vacaciones de Navidad y los alumnos “cagan el tió” en clase con todos aquellos regalos recogidos por un  grupo de voluntarios. Es un privilegio y una alegría para todos ellos y ellas poder participar  en la recogida de regalos de esta forma tan activa. Podéis leer más y ver fotos en, http://aaieslagarrotxa.blogspot.com.es/.

 Una vez más, el objetivo de esta campaña es sensibilizar un poco a los estudiantes y acercar a los jóvenes a las realidades que tenemos en nuestro propio centro para que se comprometan a ayudar. Gracias a la participación de unos quince alumnos voluntarios, muchos se llevan  “Una Sonrisa de Navidad”.

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter