¡Bienvenidos/as!

Este es un blog pensado para que aportemos nuestras opiniones de aquellos temas que os parezcan de interés para compartir.

Comenzamos hablando de la familia. La familia funciona como un equipo, madres, padres, tutoras/es son las personas que lo entrenan a diario para que el equipo funcione. Todos los componentes de dicho equipo son necesarios. La familia por muy pequeña o muy grande que sea, continúa siendo una familia y continúa siendo un equipo. Este equipo tiene que pasar por una serie de etapas que iremos descubriendo para sentirnos familia y a la vez sentirnos parte del mundo.

Primera etapa: somos un equipo en casa y en el mundo…

Los valores que queremos transmitir a nuestra familia, son los que les servirán a nuestros hijos e hijas para desenvolverse en el mundo. Los mejores valores que se transmiten son por medio de nuestro ejemplo diario, lo ocurrido recientemente nos pone a prueba…

La pandemia que estamos viviendo y el confinamiento han hecho que nuestro mundo cercano de trabajo, colegios, institutos y salidas y entradas se parase y, en algunos casos, comenzáramos a convivir en familia durante más tiempo del que estábamos acostumbrados/as. La pandemia nos ha hecho reflexionar que somos vulnerables y que, con nuestra actitud individual, pero también en familia, paso a paso, podemos conseguir grandes soluciones.

Para empezar, busquemos lo positivo. El confinamiento nos hizo descubrir la importancia del cuidado de nuestro entorno cercano y que disponer de un espacio al aire libre por pequeño que sea, por ejemplo, un balconcito, podía convertirse en un oasis, en un tesoro…

Me pregunto… ¿Qué otros tesoros hemos descubierto con este confinamiento?

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter