El título son palabras de la joven Malala Yousafzai en su discurso en las Naciones Unidas y que son recogidas en inicitivas como la de los alumnos y alumnas del IES Vicente Núñez de Aguilar de la Frontera en Córdoba. Y no sólo son resumen de muchas, muchísimas de las ideas vertidas en estos posts, sino que sirven de antesala al tema de hoy.

Comenzamos el verano y es tiempo para reflexionar acerca del camino recorrido en el curso y de ponernos de nuevo «las pilas» para el próximo. Os propongo reflexionar sobre la iniciativa Educación para Todos, ver lo que se ha conseguido y pensar cómo desde nuestros centros podemos ayudar a hacer realidad esta iniciativa.

Este 2015 es un año clave para verificar los resultados de Educación para Todos (EPT). Es una iniciativa promovida desde la UNESCO en un compromiso mundial para dar educación básica de calidad a todos los niños, jóvenes y adultos. Han pasado 15 años desde que en Dakar más de 160 gobiernos se comprometieran a hacer realidad la ETP y definieran los seis objetivos a alcanzar antes del 2015. El informe publicado en el mes de abril de este año 2015 habla de datos positivos -40 millones de niños han empezado a ir a la escuela- pero es cierto que algunos resultados son poco alentadores: sólo uno de cada tres países del mundo han alcanzado la totalidad de los objetivos de la Educación para Todos, y tan sólo la mitad de ellos alcanzaron el objetivo en el que se centraba la máxima atención: la escolarización universal de todos los niños y niñas en edad de cursar la enseñanza primaria.

El contexto de esta iniciativa nos permite trabajar temáticas de concienciación en las aulas y hacer partícipes a los chicos y chicas de las realidades que se viven a veces muy cerca y otras más distantes. Nos permite abrir los ojos a entornos distintos de los propios. A poco que miremos encontramos multitud de materiales que nos pueden servir como base: materiales sobre el trabajo infantil, guías de educación inclusiva, el propio documento «Este es nuestro #eduverdit, ¿cuál es el tuyo?»

Como complemento os dejo un listado de los seis objetivos:

Objetivo 1
Extender y mejorar la protección y educación integrales de la primera infancia, especialmente para los niños más vulnerables y desfavorecidos.

Objetivo 2

Velar por que antes del año 2015 todos los niños, y sobre todo las niñas y los niños que se encuentran en situaciones difíciles, tengan acceso a una enseñanza primaria gratuita y obligatoria de buena calidad y la terminen.

Objetivo 3

Velar por que las necesidades de aprendizaje de todos los jóvenes y adultos se satisfagan mediante un acceso equitativo a un aprendizaje adecuado y a programas de preparación para la vida activa.

Objetivo 4

Aumentar de aquí al año 2015 el número de adultos alfabetizados en un 50%, en particular tratándose de mujeres, y facilitar a todos los adultos un acceso equitativo a la educación básica y la educación permanente.

Objetivo 5

Suprimir las disparidades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria de aquí al año 2005 y lograr antes del año 2015 la igualdad entre los géneros en relación con la educación, en particular garantizando a las jóvenes un acceso pleno y equitativo a una educación básica de buena calidad, así como un buen rendimiento.

Objetivo 6

Mejorar todos los aspectos cualitativos de la educación, garantizando los parámetros más elevados, para conseguir resultados de aprendizaje reconocidos y mensurables, especialmente en lectura, escritura, aritmética y competencias prácticas.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter