Ya vas por las escaleras…o saliendo por el portal… y te das cuenta ¡Mierda…la mascarilla! Se te ha vuelto a olvidar y te toca dar media vuelta a por ella. Esta frase ha sido reconocida, seguida por muy poco por ¡¡Lávate las manos!! como la frase del año y la más repetida en este 2020 que ya se acaba.

Un año que a su vez ha sido calificado también hasta la saciedad como, y perdonar que volvamos a usar la palabra algo escatológica que titula este post, “un año de mierda”.

Y siguiendo con el uso de otra palabreja de temática anal o rectal (de recto = culo o ano, no recto contrario a torcido ¡porque el 2020 se torció en marzo a tope!) nos viene la expresión más culta de “2020= Annus Horribilis”  que es como ha calificado  ayer mismo la revista TIME, una de las más influyentes del mundo, al año 2020 con una portada que no podía ser más clarita:

Se ve un número 2020 ocupando la totalidad del espacio con una gran cruz roja por encima que lo tacha completamente y la contundente frase: «el peor año de todos» (worst year ever, en inglés).

No sabemos si para ti o en general este año que se acaba habrá sido el “peor” de todos, pero sí es verdad que mucha gente está “pidiendo perdón” a esos otros años, 2019, 2018… a lo que calificó como “año de mierda” y ahora se da cuenta que no los supo valorar…

Y éste podría ser un primer mensajito positivo que nos ha traído el horribilis annu 2020 ¡¡Hemos aprendido a valorar muchas cosas y a muchas personas a las que antes ni veíamos!! ¿O no? =)

Volvemos al temazo del título del post: las mascarillas. Sin lugar a duda también ¡¡EL OBJETO DEL AÑO!!

Nos toca recibir el 2021 y la “nueva normalidad” riéndonos, o no, bajo una mascarilla. En los temas en las “no- cenas familiares” de esta Navidad raruna, seguro que salen los dramas y alegrías de la vida con mascarillas:

 “A mí se me olvida siempre. A mí se me cae siempre. Que si la marca del  moreno en verano,  que si ahora con el frío da gustito y ya hay mascarillas con borreguito, que si van a dejar a Teresita con las orejas de soplillo, que para estilismo molón el del tío Ambrosio con esa mascarilla a juego con la boina, que esas mascarillas que lleva “tal” fijo son de las “masbaratillas” porque es un agarrao… ¡¡Que la abuela siempre lava las mascarillas de un solo uso!! Y me dice “hija, hay que ahorrar que nunca se sabe”…

Pues a mí, la niña me cuenta que en su cole juegan a intercambiarse las mascarillas y tirárselas al otro grupo burbuja de 5ºA… Que si nos tosemos en el codo, nos saludamos  con el codo y llevamos la mascarilla en el codo…“

En fin, que en estas fiestas, ya sea con cenas familiares online u offline (con ventanas abiertas) van a tener de protagonistas fijo el “monotema” pandémico, habrá “momento cuñao” porque no se ponen de acuerdo en por qué ola vamos ya y pronósticos y futuribles de cómo será el 2021.

¿Saldrá todo bien en el 2021 o… regulinchi como el 2020?

Esta imagen del post de un arcoíris pintado con ceras de colores con el lema ‘Todo va a salir regulinchi’, salió de un inocente ‘tuit’ del perfil en Twitter de Mara ( @_TamMc_ ) y a los pocos minutos el cartel empezó a recorrer un camino ascendente que todavía perdura y que coloca al ‘post’ en los más viralizados.

Su autora cuenta: «Quería transmitir que no todo es tan malo, que todo iba a ir bien, pero en mi casa no se lo creían, estaban muy en lo negativo. Así que decidí encontrar ese punto medio, cogí unas ceras que había por casa para hacer la broma y me salió el arcoíris para al menos decir que no todo iba a salir tan mal».   

Y así, este mensaje se ha convertido en una alegoría de la situación que vivimos y en cómo recibimos este año nuevo…queremos ser optimistas pero uuuf, este año nos lo han puesto un poco difícil.

¡Pero en este blog el humor y positivismo no nos faltan nunca! Intentamos quedarnos con lo bueno. De hecho llevar mascarilla ha hecho que nos miremos más a los ojos, por ejemplo ¡y permite que puedas ir sacando la lengua sin que nadie se entere o que no importe que tengas un resto de comida en el diente al sacarte una foto!

Y si durante el confinamiento surgieron los aplausos de las ocho, el resistiré, el “¿te hago la compra? de la vecina del 4ºB, etc…en este 2020 también, por ejemplo, los productos de higiene femenina tipo compresas han pasado a ser gratuitos ¡en Escocia!, una familia australiana ha salvado a más de 90.000 animales en los incendios de su país, los osos pandas se reprodujeron durante la pandemia más que nunca, la caza furtiva de rinocerontes ha disminuido, en las Fuerzas Armadas de la India han instaurado los mismos derechos para hombres y mujeres, se ha dado el segundo caso de curación de Sida en el mundo, se ha reducido el crimen violento y las bandas rivales se organizan para ayudar a los pobres en Sudáfrica durante el coronavirus, hay nuevas medidas para controlar el uso de pangolines en la medicina tradicional china, la Federación Brasileña de Fútbol pagará igual a hombres y mujeres, la cápsula de SpaceX llega a la Estación Espacial Internacional y  una estudiante estadounidense de 23 años ha descubierto este año  17 planetas, uno similar a La Tierra…. han nacido los primeros cachorros de guepardo in vitro del mundo…en fin ¡no toooodo ha sido malo! =)

Y volviendo al latinajo “annus” del inicio del post con aporte-erudito, la palabra “Año” en efecto, viene del latín «annus», pero éste a su vez viene del proto-indoeuropeo » *at-no «, que significa «ir».

Así que dejemos ir lo que no nos sirve que nos ha dejado este año 2020 y empecemos el 2021 con positivismo y humor.

¿Y TÚ QUÉ…con qué te quedas del 2020?

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Leave a Reply