Como ya es tradición es nuestro blog, cada mes de noviembre, que se celebra a nivel mundial desde hace más de 20 años que lo estableció la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres, hablamos de cómo erradicar esta lacra de nuestra sociedad y la importancia de la juventud en ello.

Y esta vez queremos acercarnos a estas violencias con un tema novedoso. Queremos visibilizar otras violencias que sufren también los cuerpos de las mujeres, además de las gravísimas violaciones o asesinatos: la violencia estética, los cuerpos censurados, los cuerpos tabú, los cuerpos disimulados….

Muchas veces los cuerpos de mujeres son cuerpos censurados, ¡cuando se quiere claro! Porque hay UNAS TETAS que SÍ y UNAS TETAS que NO:

  • Tetas de hombre: SÍ                  
  • Tetas de mujeres como reclamo sexual en publi, pelis, moda,…:
  • Tetas de mujeres si te quitas la camiseta porque tienes calor, haces topless, si reclamas tus derechos a lo Femen o tu bebé quiere mamar en la calle: NOOO   

Hasta te pueden arrestar por escándalo público. Y el algoritmo de Facebook te censura sin reparos.

Los pechos masculinos los vemos como algo normal y natural. ¡Los femeninos como algo sexual! Por eso los pezones de ellos campan a sus anchas y los de ellas reciben miradas de todo tipo… 

Los cuerpos de las mujeres también son cuerpos silenciados, cuerpos tabú… son tan tabú que de hecho la palabra tabú viene del término polinesio tupúa que significa menstruación. Y para que incluso las propias mujeres escondamos en la clandestinidad algo que nos pasa más de la mitad de nuestras vidas y a más de la mitad de la humanidad, se nos ha convencido de que la regla es asquerosa, que duele, que es peligrosa … como si nos diera superpoderes destructivos… ¡podemos cortar leche y mayonesa!  Avinagrar el vino, destruir cosechas y marchitar las flores… ¡pero si hasta decimos que “estamos malas” cuando es algo natural que nos ocurre todos los meses y que permite la perpetuación de la especie!  En fin.

Y también los cuerpos de mujeres, y de muchos chicos y hombres también, son cuerpos disimulados… Como nos han enseñado que si no son cuerpos “perfectos” (¿¿¡¡pero quién marca esa perfección??!!….) entonces tenemos que disimular, que esconder nuestros cuerpos… ¡Y cambiamos “operación bikini” por “operación pareo”! Y usamos tallas grandes que “no marquen”. ¿Te suenan estos  comentarios?

“Yo no uso tirantes porque mi tríceps se descuelga” “yo, hasta los 30, camisetas que me taparan el culo” “yo, bañador en vez de bikini” “yo visto de negro, que disimula“ “yo, en las fotos siempre intento taparme con algo/alguien” “yo, nunca enseño las piernas aunque haga calor” “yo, una talla ancha para no marcar mi cuerpo”,…

El mundo de las tallas se ha convertido en etiquetas ¡que etiquetan!

Como dice Moderna de pueblo: El problema con nuestro cuerpo lo tenemos en la cabeza:

  • Talla 34: Se llama “talla 0” porque para conseguirla debes ingerir 0 calorías y tener 0 grasa. Qué importa si te quedas con ENERGÍA 0.
  • Talla 36: Mantenerla cuesta estar a dieta permanente, gym diario y ningún capricho ¡si no la tienes es tu CULPA!
  • Talla 38: Si aparecen chicas con esta talla en revistas te lo señalizan como “mujeres reales” de tan raro que es verlo. Fatema Mernissi decía eso de que  “El harén de las mujeres occidentales es la talla 38”
  • Talla 42: Te aconsejarán que adelgaces “no por estética sino por salud” ¡YA CLARO!
  • Talla  44: Da igual que tengas una vida genial; nos han enseñado que esta talla es sinónimo de fracaso.
  • Talla 48: A partir de ésta, es “talla especial” en España. ¡En Calvin Klein a partir de la 40!! Flipa. ¿Modelos  de tallas grandes con un IMD*inferior a 18? ¡Pero si la media en España es 24,52!  ¡Sólo un 3,4% de españolas baja del 18,5!

 Si estas mujeres son “curvy” ¿qué somos el resto de personas, “rodondy”?  En fin…

Basta ya del maltrato a nuestros cuerpos y de la autocensura corporal… ¡Cuidemos nuestros cuerpos no desde el odio hacia ellos sino desde el amor que les tenemos!

¿Y TÚ QUÉ…censuras, disimulas tu CUERPAZO? ¡Quiérelo y Quiérete!

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Leave a Reply