5 abril, 2021

¿Difícil ein? venga va, una pista: La respuesta está implícita en el texto escrito en la imagen.

No busques fuera lo que está dentro (1ª idea para reflexionar)

Es un juego mental…. Sólo tienes que pensar diferente (2ª idea para reflexionar)

Piensa, piensa…. No es un pájaro. No es un avión. Es… ¡una pausa!

¿A que así si lo pillas? : “Cuál es una palabra de 4 letras, que tiene 3, aunque se escribe con 6, mientras tiene 8, raramente consta de 9 y nunca se escribe con 5.

Pensar con pausas… (3ª idea para reflexionar)

HÁBLATE A TI, MENTALMENTE PARA PENSAR

Cuando hablamos pausamos. ¿Por qué? Hay que respirar claro. Además, las pausas o silencios tienen una función lingüística poderosísima; son necesarias para entender lo que decimos. En lengua escrita no tenemos la entonación ni los silencios de la lengua hablada.  La coma, pues, es un breve silencio, una pausa fundamental para entender lo redactado.

PENSAR DESPACIO, PENSAR LENTO

 ¡¡Qué importante hacer de vez en cuando una pausa para entender nuestros pensamientos!!

Daniel Kahneman, uno de los pensadores más importantes del mundo y premio Nobel por su trabajo pionero en psicología sobre el modelo racional de la toma de decisiones, tiene un libro best-seller de éxito internacional: “Pensar rápido, pensar despacio” que explica una revolucionaria perspectiva del cerebro con sus dos sistemas que modelan cómo pensamos. Y si el sistema 1, el de PENSAR RÁPIDO, es rápido, intuitivo y emocional ¡y lleno de sesgos y errores!, el sistema 2, que es el de PENSAR DESPACIO, con pausas, es más lento, deliberativo y lógico y es el que nos lleva a tomar buenas decisiones… a pensar bien.

¡CALLA QUE ESTOY PENSANDO!

¡Qué importantes son los silencios!  (4ª idea para reflexionar)

El silencio es el único que contesta las preguntas del pensamiento. Ambos son cómplices callados de la palabra.

PIENSO PIENSO PIENSO

¡¿Sabías que la ciencia ha comprobado que creamos entre 30.000 y 50.000 pensamientos al día?!  ¡Flipa! hasta el día que estás en modo ameba o incluso en la mente más simple (fijo que alguien se te ha venido a la cabeza) se generan miles y miles de ideas diariamente.

Uff… ¿qué cansao no? Encima dicen que los pensamientos negativos son los que más fuerza y energía interior nos gastan produciendo fatiga cognitiva.

*Nota mental: no hacer tanto caso a los pensamientos recurrentes negativos  (5ª idea para reflexionar)

Nuestra habilidad de concentración también se debilita mediante los pensamientos inútiles y hace que cometamos más errores en las actividades cotidianas; por eso si tenemos muchos pensamientos utilizaremos mucha más energía y tiempo para llevar a cabo una tarea concreta de forma correcta.

Y por último, una reflexión en relación al famoso binomio de mente-corazón… y la relación entre pensamientos y sentires… un hit en la adolescencia: pensamiento y sentimiento son dos ámbitos muy distintos entre sí y a la par, íntimamente conectados. La edad de la adolescencia se caracteriza por percibir distintos estados de ánimo de manera radical, sin saber el por qué, sin alcanzar o identificar su causa o razón motivadora.

Ya tú sabes…

Donde manda hormona no manda neurona (6ª idea para reflexionar)

Decía el poeta norteamericano Longfellow que los  pensamientos en la adolescencia son largos, muuuy largos … y nos lían. ¡Piénsalo! Porque ya sabes, en abril ¡pensamientos mil!

¿Y TÚ QUÉ….piensas lento, con pausas?

Leave a Reply