Seguramente, como persona joven que eres, llevas unos cuantos años deseando hacerte mayor, sobre todo al pensar en las posibles ventajas que eso tiene. 

  • ¿Te pasa a ti esto?
  • ¿Llevas tiempo soñando con lo que sería vivir sin tener que dar tantas explicaciones, sin tener que estudiar tanto o pudiendo disponer de tu propio dinero?
  • ¿Qué aspectos de la vida adulta son los que aparecen en tus sueños?

Por otro lado, cada vez hay más gente de tu edad que odia la idea de hacerse mayor y, aunque percibe ciertas ventajas, querría esas ventajas sin ninguno de sus posibles inconvenientes.

  • ¿Cuáles son, según tú, esos posibles inconvenientes de los que la gente joven huye y que hacen de la vida adulta una pesadilla en vez de un sueño?
  • ¿En cuál de ambos extremos te ves más identificado o identificada? ¿Te atrae o te repele la idea de crecer?

Quizá la vida adulta no es tan mala como la pintan… ¿Tú qué piensas?

¿Qué podemos trabajar sobre este tema?

Proponemos, si se cuenta con un grupo, un pequeño ejercicio-juego de inicio. Entre todos y todas han de recogerse por orden y tomando nota en una lista -sin que se repita ninguna propuesta- características propias de la vida adulta, tal y como los chicos y chicas jóvenes lo perciben. Por ejemplo: trabajar en vez de estudiar, vivir independientes de los padres y madres, ganar su propio dinero…

Una vez se haya hecho una lista con todas las participaciones, se eligen 3 voluntarios o voluntarias que se sitúan en la línea central imaginaria de la clase, la que partiría desde la mitad de la pizarra hasta el final del aula a la habitación en dos. Han de ponerse en el punto central de esa línea imaginaria (que es, a la vez, el centro de la clase).

La idea es poder ir leyendo una a una las características que componen la lista, de forma que cada cual de los que están situados y situadas en el centro de la clase, se desplacen un pasito hacia el fondo de ésta si lo ven ventajoso, o hacia la pizarra si lo ven un elemento desventajoso. Así, conforme se va avanzando en la lectura, cada cual se irá posicionando a favor o en contra de la idea de madurar, crecer y convertirse en adultos y adultas.

Al terminar la lista, en la que habrá habido avances y retrocesos, se pueden comentar las impresiones, no solo de quienes salieron voluntarios y voluntarias, sino también de los que han estado observando el desarrollo de la actividad.

La protagonista de la secuencia que hemos visto tiene una especie de “fobia” a ser adulta. 

  • ¿A qué piensas que se refiere con lo de que “la sociedad quiere meterte en una caja”?
  • ¿Estás de acuerdo con esa manera de ver la vida adulta?
  • ¿Puede ser que lo que ella estaría deseando en realidad es una vida adulta en la que uno o una pudiera hacer lo que quisiera pero sin esfuerzo, sin normas, sin nada que condicione tu camino? ¿O quizá piensa que la sociedad nos corta a todos y a todas por un mismo patrón, como si fuéramos ovejas de un rebaño?
  • ¿Crees que es trágica, dramática o exagerada en su planteamiento?
  • ¿Con qué cosas de las que ha dicho estás de acuerdo y con cuáles no?

Tal y como ella se lo plantea, el objetivo sería “encontrar la manera de crecer sin llegar a ser una adulta aburrida”.

  • ¿Crees que eso es posible?
  • ¿Qué pensáis que tiene ella en mente al respecto?
  • ¿Qué piensas que le puede haber pasado en la universidad que ha hecho que aquel proyecto no funcionara?
  • ¿Crees que su forma de ver la vida adulta le está ayudando a poder adaptarse a ella?
  • Según la señora que le acompaña en el banco, “es estúpido quejarse de lo horrible que es madurar”. ¿Por qué crees que opina así esta señora?
  • ¿Estás de acuerdo con ella o no?
  • ¿Tiene que ver en su opinión el hecho de que crecer es algo que no se elige y con lo que hay que vivir en definitiva, con lo que quejarse no ayuda en nada si no va acompañado de acciones concretas de madurez y cambio?

Cuando vemos a la chica joven conversando con esta señora, nos damos cuenta de que la primera tiene bastantes clichés y la mujer tiene que darle alguna lección. Quizá ha sido algo exagerada con la bofetada (que significaba, probablemente, “¡¡Espabila!!”, aunque no eran las mejores formas), pero lo que le transmite a la joven, finalmente termina convenciéndola. 

  • ¿Qué piensas que es lo que más ha calado en la mente de la chica para llegar a decir a la señora que le gusta cómo piensa?
  • ¿En qué cosas crees que ella cambiará de opinión o estará dispuesta al menos a revisarla, tras conocer a esta señora?
  • ¿Crees que es normal que la chica joven tenga 23 años y que lo que realmente le produzca más orgullo de su conocimiento es que sepa abrir botellas de champán con una espada?
  • ¿Realmente crees, como ella, que está todo en la red?
  • ¿Qué valor tiene en la vida de un adulto o una adulta aprender, saber, crear, construir, elaborar, trabajar… frente a lo que puedes captar en la red?
  • ¿Cuál es el sentido que crees que tiene, para una y otra mujer, la cultura del esfuerzo?
  • ¿Es esa cultura del esfuerzo importante para la generación que gobierne el futuro o no?
  • ¿Cómo andas tú, de 0-10, en cuanto a esta cultura del esfuerzo?

Proponemos cerrar la actividad con la recopilación de un logro que cada participante pueda aportar sobre sí mismo o misma, algo que le produzca orgullo, que sea fruto del esfuerzo y que le ayude a construir el tipo de adulto o adulta que será mañana.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter