En los últimos años hemos podido comprobar como algunos temas inéditos en el ámbito educativo han irrumpido con mucha fuerza. Nos referimos a la educación emprendedora y a la educación financiera, y quizás más la primera que la segunda.

Estudios que demuestran el escaso logro que nuestro sistema educativo consigue en propiciar el espíritu de riesgo, o en el entrenamiento en la habilidad creativa de nuestros alumnos (por citar algunos ejemplos), o las recomendaciones a los estados miembros de la Unión Europea en el sentido de incorporar programas de educación de ambos temas en los currículos educativos, o las voces de distintos sectores de la sociedad reclamando un mayor espíritu emprendedor de nuestros jóvenes, y como no, la situación económica del momento, han empujado con fuerza el auge de programas que fomentan una y otra competencia (la emprendedora y la financiera).

Pero no hay que pensar que una y otra competencia son lo mismo, tiene algunas similitudes pero profundas diferencias.

En que se parecen?

ENTRENAMIENTO: Ambas tienen que ver con una competencia que no podemos enseñar, sino que hay que entrenar. Y entrenar significa repetir, significa hacer, poner en acción el conocimiento, significa también evaluar para acompañar y ver el progreso.

TRANSVERSALIDAD: una y otro pueden entrenarse no además de los contenidos curriculares, sino mientras se trabajan estos contenidos.

AUTONOMÍA: tanto la educación financiera, como la educación emprendedora buscan fomentar la autonomía de niños y jóvenes y ésta es una de sus principales razones de ser. Y no podemos enseñarles a ser autónomos desde la explicación, debemos propiciar entornos y momentos donde puedan poner en práctica es a autonomía.

PLANIFICACIÓN Y ORGANIZACIÓN: las dos competencias necesitan de la habilidad organizativa y de planificación porque ambas tienen una clara proyección de futuro. Las dos anticipan futuros posibles, una para ver realizados los proyectos y la otra para aprender a gestionar el dinero y el ahorro.

UTILIDAD: ambas competencias permiten a los alumnos ver su utilidad, puesto que en su día a día viven situaciones donde es necesario poner en práctica tanto la habilidad emprendedora como la financiera. El lenguaje que utiliza una y otra habilidad está presente en la cotidianidad de niños y jóvenes.

DESDE EDADES TEMPRANAS: podemos empezar a entrenar estas habilidades desde edades muy tempranas con objetivos, contenidos y actividades adecuados momento evolutivo de nuestros alumnos, pero es muy recomendable empezar desde pequeños.

EDUCACIÓN EN VALORES: ambas competencias necesitan enmarcarse en una educación en valores fundamentales, las dos nos permiten aboradar cuestiones educativas fundamentales des de la pedagogía de los valores

Por qué son distintas?

EMPRENDER es practicar el oficio de ser persona. Significa iniciar proyectos, ver posibilidades, tener ideas, organizarse para conseguir objetivos y todo ello, utilizando algunas virtudes fundamentales como el esfuerzo, la perseverancia y el entusiasmo. Entrenar la capacidad de emprender pasa por fomentar autonomía, pero también por aprender a tener ideas, a comunicarlas, a compartirlas en un grupo, a materializarlas en un proyecto.

-La habilidad financiera, aunque promueve la autonomía y la propia disciplina, en la capacidad de comparar y ahorrar, es una competencia mucho más concreta y circunscrita al ámbito económico.

-La habilidad financiera pone énfasis en la idea de que el dinero es un bien limitado y que hay que aprender a gestionar.

-La habilidad emprendedora, sin embargo, pone su acento en nuestra capacidad ilimitada de generar nuevas ideas ,posibilidades y proyectos.

Trabajar una y otra competencia nos permite utilizar metodologías activas (por proyectos, PBL, aprendizaje servicio), que fomenten la participación de los alumnos, que les acerquen a la vida real y que esto les permita transferir todo lo que han aprendido en las situaciones cotidianas de su día a día.

En este blog encontraréis periódicamente recursos de entrenamiento descargables de una y otra competencia. Es un campo lleno de nuevas posibilidades que además despiertan un gran interés y motivación en nuestros alumnos. Os animáis?

Maria Batet Rovirosa

Entrenadora de emprenedores

@mariabatetr

www.mariabatet.com

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter