Hoy es lunes quedan pocos días para que se estrene en España la nueva película de Pixar «Inside Out», creo que se va a llamar «Del revés» en la versión española y tengo muchísimas ganas de verla en el cine, a pantalla grande y con la música a tope en mis oídos.

Tengo muchas razones para ir a verla, la primera y fundamental, porque me gustan mucho las películas que hacen estos estudios de animación, Up, Toy Story … todas ellas tienen una estupenda factura técnica y unas historias que te engachan.

Quiero ir a verla porque habla de una familia, de una niña y de un cambio vital … pero lo hace desde dentro, desde la mente de la niña y a tenor de los avances que se pueden ver en internet, es maravillosa.

Tiene una pinta estupenda en la dificilísima tarea de explicar como piensa y cómo siente una persona. Lo hace además con una niña, menudo reto para sus creadores, si además consiguen que sea entretenida y que nos lo pasemos bien va a ser memorable.

Recuerdo de pequeño ver muchas muchas horas Barrio Sesamo, me encantaba hacerlo merendando. Cuando crecí seguí viéndolo pero con otra perspectiva de quien aprendía para convertirse en maestro. Los giros, los giños eras capaces de descifrarlos en clave educativa y didáctica. Con esta película me va a pasar lo mismo, con todas en realidad ¿quién puede abstraerse de no ver con ojos de maestro «La lengua de las mariposas»? Es inevitable, deformación profesional, pero me gustaría después de ver la película ser capaz de sacar una lectura más allá del disfrute, me gustaría ser capaces de poder llevar algo de lo que allí vea a mi aula el curso que viene ¿será posible?

El curso que viene estaré en el aula con los niños y niñas de tres años, tengo muchas ganas de comenzar un nuevo ciclo y volver a crecer con ellos, no siempre es fácil volver a comenzar, sobre todo porque ellos tienen tres años pero tú tienes tres años más de la última vez que pasaste por la misma situación; a pesar de ello quiero volver a empezar, lanzar ideas nuevas, aplicar arendizajes y crecer otro poquito los próximos años.

Son muchos los recursos para la expresión emocional y la regulación que tenemos a nuestro alcance … pero lo fundamental en estas edades no es tanto la ficha o las actividades que les propongamos de manera específica, creo que es mejor vivir el día para intentar comprender ¿Cómo sienten? ¿Cómo comienzan a reconocer las emociones propias y ajenas? ¿Qué mecanismos van descubriendo para transcender de la rabieta o el llanto desconsolado a la risa?

Todos somos más o menos iguales pero radicalmente distintos ¿cómo serán mis niños y niñas el curso que viene? Les he visto en la escuela en el aula de dos años, con algunos ya he interactuado al ser más abiertos; con otros menos, más tímidos o menos interesados en conocerme.

¿Cómo funcionaran sus mentes? Lo primero es conocer; medir; observar; esperar; interactuar y dejar hacer. ¿Qué predomina la ira, el miedo o la alegría? ¿Cómo influye su familia? ¿Explora y se atreve o prima la seguridad y el miedo?

Todas estas preguntas podemos llevarlas a cualquier curso; a cualquier nivel … a cualqueir momento del próximo curso. ¿Qué está suceciendo en su cabeza? ¿Qué emoción está dominando? ¿Qué recuerdos están evocando? ¿Qué experiencias previas tienen con nosotros, con la escuela o con sus compañeros?

Volvamos a la película … un cambio, un nuevo colegio, un coctel de emociones desbocadas en una mente en crecimiento, tenemos la oportunidad de ver el proceso por dentro; tenemos la posibilidad de darnos cuenta de todos esos detalles que muchas veces olvidamos en nuestro día a día, ahora que estamos relajados aprovechemos el cine, el verano, la lectura para dar un paso atrás y cuestionarnos un poco nuestra manera de mirar el mundo, quizás nos sorprenda. ¡Feliz semana! Disfrutad del verano.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter