En este post nos gustaría abordar el tema del esfuerzo, poniendo cara a diferentes modelos que nos hemos encontrado a lo largo de la realización de nuestro proyecto Ull, canvi i acció, que está siendo el eje de las diferentes publicaciones que realizamos en este blog.

En toda experiencia relacionada con emprendimiento social  creemos que el esfuerzo es uno de los valores fundamentales que se debe potenciar a los alumnos. Estos pueden vivir la cultura del esfuerzo en primera persona, implicándose en el trabajo, valorando el proceso de preparación para realizar una actividad (lo hablaremos en un próximo post), etc, pero también a partir de compañeros de clase que viven realidades diferentes y que gracias a su trabajo y afán por salir adelante se convierten en modelos de conducta para todos.

Entrevistando a Abde en su lugar de trabajo

Abde El Aoufi llegó a nuestro instituto cuando tenía 18 años procedente de Marruecos, en concreto de la ciudad de Fez. Empezó a estudiar un Ciclo Formativo de Grado Medio de Mecanización y se puso en contacto con nosotros cuando conoció el proyecto que realizábamos. Se ofreció entusiasmado para acompañarnos a Marruecos y después de varias charlas accedimos encantados . Abde es el mayor de 5 hermanos y enseguida buscó un trabajo para sacar adelante a su familia y lo encontró. Abde estudiaba por las tardes en nuestro instituto y por las noches trabajaba en el servicio de limpieza del Ayuntamiento de Olot, donde actualmente sigue trabajando. Durante una de sus jornadas de trabajo, un grupo de alumnos estuvimos con él y  nos explicó sus horarios, compartimos la ruta que hacía con el camión y conocimos desde dentro la dureza de este oficio.

nabil Entrevistando a Nabil en la Facultad de Medicina de Reus

Nabil El Ouadi, también procedente de Marruecos, pero en este caso de la ciudad de Nador se vino a vivir a Olot con su hermana, la cual llevaba ya unos años aquí. Nabil llegó en tercero de ESO y desde el primer momento mostró mucho  empeño  en aprender y mejorar. Estudió Bachillerato y tenía muy clara su vocación : ser médico. Cuando me puse en contacto con él para contarle nuestro proyecto, Nabil ya estaba estudiando segundo de Medicina. Lo visitamos en Reus y lo entrevistamos para que nos contara cómo había sido su camino hasta llegar donde está. Nabil les contó a los alumnos que estudiar una carrera en Marruecos, a menudo, “es cosa solo para ricos” y que él aprovechó la oportunidad de poder estudiar aquí; aunque esto significó renunciar a sus amigos y  a su familia, a los que sólo ve una vez al año. Nabil este curso termina los estudios de medicina.

foto abde 2 Con el atleta Abderrahman Ait-Khamouch en el Centro de Alt Rendiment de Sant Cugat

En el periódico La Vanguardia, y concretamente en el apartado de la contra, vimos una entrevista realizada al atleta paralímpico Abderrahman Ait-Khamouch, y nos interesamos por su historia de vida, lucha y superación. Nos pusimos…en contacto con él y lo visitamos en el Centro de Alto Rendimiento para deportistas en Sant Cugat ( Barcelona ) . Nos recibió con gran entusiasmo y pasamos con él una jornada en su nuevo hogar. Abderrahman había nacido en un pueblo cerca del desierto y tuvieron que amputarle un brazo por culpa de una herida mal curada jugando al futbol. Ya siendo adolescente intentó varias veces emigrar de forma clandestina y a la cuarta ocasión lo consiguió. Llegó a Barcelona y participó en la carrera de El Corte Inglés donde quedó muy bien clasificado y se fijaron en él. Esto es un pequeño resumen de lo que nos contó y la fuerza que transmitían sus palabras no nos dejaron indiferentes.

A menudo en nuestras clases ponemos ejemplos de modelos a seguir a partir de personajes literarios, históricos, cinematográficos… . Estos recursos son buenos, pero también deberíamos mirar más a menudo a nuestro alrededor, a nuestra realidad cotidiana, a nuestras aulas e institutos para encontrar modelos de superación y trabajo. Siempre la experiencia vivencial y en primera persona cala más entre nuestros estudiantes; y es un beneficio en doble dirección : para los que escuchan y para los que hablan. Gracias Abde, Nabil y Abderrahaman.

 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter