Hasta hace unos diez años, la información sobre el  Trastorno de Atención con o sin hiperactividad, (TDAH) era escasa. Los docentes y familiares que tenemos  hijos o hijas con este trastorno  buscábamos, con una dosis importante de ansiedad, recursos y estrategias que facilitaran la labor  de educarles. Los avances de las investigaciones científicas han ayudado mucho en este aspecto, junto a la difusión promovida por las asociaciones que ayudan a las familias y educadores. Internet, por supuesto, también ha fomentado dicha difusión. Por ello, me parece importante seguir contribuyendo en esta tarea de informar  y , sobre todo , cómo abordar este trastorno.

 

RESÚMEN HISTÒRICO

Hoff man

1847

Descripción síntomas en el cuento de Phil F.

Still

1902

Defectos del control moral.

Hohman, Kant, Cohen

1902-1930

Lesión cerebral humana.

Clements y Peters

1962

Disfunción cerebral mínima.

DSM-II

1968

Reacción hiperkinética de la infancia.

DSM-III

1987

Déficit de atención con hiperactividad.

DSM-IV

1994

Introduce tres subtipos.

RASGOS FUNDAMENTALES:

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad es un trastorno de origen neurobiológico que se caracteriza por la presencia de tres síntomas típicos:

-Déficit de atención

-Impulsividad.

-Hiperactividad motora y/o vocal.

Es importante destacar que este trastorno se manifiesta de forma diferente según la edad. El 40-60 % de los niños/adolescentes con TDAH-impulsivos/hiperactivos presentará una tipología propia del trastorno oposicionista o negativismo desafiante que constituye, con gran diferencia, el que se presenta con mayor frecuencia. Por lo tanto, es recomendable consultar al especialista para establecer las estrategias adecuadas.

El negativismo desafiante se caracteriza porque el niño/joven, a menudo:

  • Se encoleriza, discute y tiene rabietas.
  • Se muestra negativista, hostil y desafiante,
  • Molesta, deliberadamente, a otras personas,
  • Es muy susceptible, rencoroso y vengativo.

También existe un porcentaje (20-40 %) en el que se puede desarrollar un trastorno disocial, con las siguientes características.

  • Viola los derechos básicos de los demás.
  • Viola normas sociales importantes.
  • Tiene conductas agresivas que causan daño físico.
  • Provoca daños en propiedades ajenas, robos, huidas de casa…

Para finalizar la enumeración de características, aunque el TDAH no es un trastorno de origen emocional, sí es cierto que estos niños tienen dificultades en el manejo de sus emociones, especialmentemente la rabia, por lo cual es muy importante enseñar, desde pequeño, a regular esta emoción básica.

 -FALSAS CREENCIAS: 

Está claro que la convivencia con un niño/joven con TDAH no es tarea fácil para el entorno familiar, pero se pueden tener en cuenta ciertas estrategias que ayudan tanto al niño como a su familia:

En primer lugar, aceptar las limitaciones del niño. Y tener en cuenta que esta hiperactividad, no estar quieto ni un momento, es involuntaria, una buena dosis de tolerancia y paciencia será necesaria por parte de los padres.

En segundo lugar,  intentar acoplar las actividades a esta “inquietud” propia de los niños TDAH. Es decir que el niño deberá canalizar esta energía por ejemplo, practicando deportes. Y por último, y muy importante, mantener una vida organizada, ayudando al niño a establecer sus rutinas y horarios, permitiéndole de esta forma interiorizar las normas

En cuanto a las falsas creencias, la mayoría de los adultos que conocen por primera vez a un niño con TDAH, lo califican de “maleducado”, “prepotente”,  “vago”, etiquetas que, sin duda, no ayudan en nada al niño y, por ello, suele tener baja autoestima.

EL TDAH EN LAS ETAPAS EDUCATIVAS ( información recopilada de http://www.prisma.cat/)

ETAPA INFANTIL

El alumno con TDAH de sintomatología predominantemente hiperactiva-impulsiva
se mueve mucho y muestra conductas imprudentes.
• Le cuesta obedecer órdenes, es como si no las sintiera o no las entendiera.
• Cambia constantemente de actividad.
• Su relación con los adultos es absorbente, requiriendo una supervisión constante.

ETAPA PRIMARIA

Continúa la evidencia de la sintomatología hiperactiva: levanta de su silla, habla excesivamente, etc.
• Ante los conflictos muestra comportamientos impulsivos (pega o grita) y esto hace que tenga difi cultades importantes a la hora de relacionarse con los compañeros.
• Persisten las actitudes de desobediencia tanto en casa como en la escuela.
• Se distrae con mucha facilidad y en la escuela las tareas a menudo quedan inacabadas.
• Se olvida o pierde el material que necesita (agenda, libros …).

ETAPA SECUNDARIA OBLIGATORIA
• La hiperactividad motora mejora durante la adolescencia , y en esta edad ya es capaz de mantenerse sentado en la silla , aunque le cuesta mucho soportar la duración de las clases por lo que puede  presentar comportamientos molestos ( hablar con los compañeros , dibujar durante la clase , mover manos y pies constantemente , jugar con algún objeto pequeño , etc . ) .
• Se mantienen la falta de atención y la impulsividad . Muestra dificultades evidentes en la planificación y la organización . Le cuesta establecer prioridades y hacer previsiones en relación al
tiempo ( siempre piensa que tiene mucho tiempo para hacer las tareas y generalmente se queda
corto y no puede presentarse a tiempo ) .
• Tiene actitudes poco tolerables debidas a su impulsividad , aunque a menudo se arrepiente de forma inmediata.
• Continúan los problemas de relación .

Hasta aquí los aspectos más relevantes sobre el TDAH. En la próxima entrada presentaré alternativas de trabajo para llevar a cabo  con nuestros alumnos y alumnas y, además, aspectos orientatiovs  para la familia.

No quiero despedirme si expresar mis deseos de que hayáis tenido un buen día del trabajador.

Os dejo con una imagen de nuestro querido Frato ( Tonucci)

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter