Andamos estos días de aniversario, con un contraste evidente entre los protagonistas de los mismos, seguro que habéis tenido noticia por la prensa de las efemérides. Por un lado, tenemos los 50 años de Forges publicando su viñeta, poco se puede decir del humor y la ironía del dibujante, es fácil recordar una de sus aportaciones al día a día; por contra, tenemos el aniversario de Barbie, como decía el otro, la comparaciones son odiosas, me atrevo a decir que incluso simplonas, pero como a mi me toca hablar de educación las metáforas y las analogías es mi terreno de juego.

Os podéis imaginar mis preferencias, aunque claro está el tema de conversación con mis críos en la escuela también es obvio. Como no puede ser de otra manera para ellos Forges no es más que una palabra rara a la que no atribuyen significado, sin embargo, decir Barbie es provocar más de una sonrisa, sobre todo en el sector femenino, como seguramente también habréis imaginado.

Estamos inmersos en un mundo complejo, lleno de intereses y complicidades que a simple vista no podemos ver, y mucho menos, comprender. Por eso me gusta las viñetas de Forges con una pincelada nos muestra aspectos de la realidad que, por habitual, nos pasan desapercibidas. En la escuela debemos ayuderles a desentrañar la realidad pero ¿quién compite contra Barbie?

Si Barbie quiere ser abogada y tener una casa de lujo, y un novio igual de bello que ella, ¿quién es el guapo que dice lo contrario? El modelo de mujer que la publicidad presenta a las niñas es casi inbatible, cualquier comparación parece que queda reducida a la nada … en esta texitura toca nadar contra corriente, ofrecer otros modelos, ojo, sin imponerlos pero mostrando otros modelos de mujer, más reales, más cercanos y sobre todo, más valiosos.

La bibloteca de la UNED tiene en marcha un tablero en Pinterest con imágenes de mujeres relevantes, se llama Mujeres del conocimiento, nos ofrecen su fotografía y una pequeña reseña bibliográfica. Podemos encontrar científicas, poetisas, …, todas mujeres, cada una diferente pero todas imprescindibles, y todas, todas, lejisímos del modelo que Barbie nos ofrece.

 Ofrecer otra visión a nuestro alumnado, sacarle del ensimismamiento que la publicidad y las redes sociales a las que acceden cada vez más pronto, o de los grandes medios de comunicación que explotan modelos de mujer esteriotipados y uniformes me parece fundamental, necesario, imprescindible hacerlo en la escuela.

¿Abrimos esta actividad de contraste y descubrimiento a las familias? ¿Nos pueden ayudar a transmitir otros modelos de mujer? ¿Qué hacen las madres, las maestras de nuestro entorno? ¿Qué elementos valiosos tienen y quedan eclipsados? ¿Podemos poner en valor nuestros cuerpos, nuestras mentes?

Si lo intentamos quizás lo logremos, con el tiempo, con paciencia … quizás algún día Barbie cambie, evolucione y se convierta en una representación estupenda de mujeres reales, capaces, hermosas e imperfectas, igual que los hombres que diseñan y nos venden el modelo actual tan alejado de la realidad … ojala no tengamos que esperar otros cincuenta años para alcanzarlo, pongámonos en marcha ya. Feliz semana.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter