De peques hacemos cosas nuevas por primera vez muy a menudo. ¡Wow! la sensación de ir aprendiendo algo nuevo la recuerdo como algo increíble. No había nada que se resistiera a mi menta inquieta y a las ganas que tenía de explorar, sola o en cuadrilla. Nos molaba la aventura y la disposición total a vivir experiencias que las alimentaran.

Con el paso de los años, la educación que vamos recibiendo y la sociedad en la que vivimos se nos van cortando las alas, la curiosidad, la apertura y la ilusión por experimentar ¡y más ahora con el miedo por la pandemia mundial!

«Cuando termine todo esto -porque terminará- quiero que el mundo se llene de primeras veces» nos dice el escritor y poeta Carlos Gómez. Y ojo, que termina su cita con un “Otra vez” … que nos recuerda que la primera vez no siempre es la primera Yo he tenido “primeras veces” inolvidables, otras que “ni fú ni fá” y bastantes que prefiero olvidar. Aún me quedan trillones de cosas que hacer por primera vez y se me ocurren otras tantas que no me importaría volver a experimentar como si fuese “mi primera vez”. Volver a revivirlas hoy pero ahora con más conocimiento y además, con esa “nueva mirada” que nos ha traído esta situación insólita e inimaginable derivada de la epidemia Covid19.

¡¿Revivimos este arranque de nuevo curso con esa actitud?! Ya estamos en septiembre y hay quienes dicen, y lo mismo con razón, que en lugar de la “vuelta al cole” vamos a tener que llamarla “la vuelta al Covid” por cómo van las cosas, pero yo propongo una vuelta a la ilusión, un enfoque más optimista. Ya que el curso que empezamos va a ser especial y diferente, como todo desde que el Covid se metió en nuestras vidas ¿Por qué no ponemos de nuestra parte para llenarlo de “primeras veces”? 

Ilusiónate de nuevo en hacer algo por primera vez que no hayas hecho antes ¡aunque sea probar un zumo de higo con apio o preguntar a tu abuela cómo fue su adolescencia?  Hay mil opciones, desde nuevos retos a cosas que pueden parecer insignificantes u ordinarias pero que si las haces por primera vez o las repites con otro nivel de consciencia fijo que harán especial ese día.

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? Piensa, solo tú sabes lo que te apetece probar. Ahora que gracias al confinamiento nos conocemos mucho mejor ¡y sin salir de casa oiga! (eso que nos hemos ahorrado del viaje a la India) busquemos en nuestro interior, reflexionemos e impulsemos esas ganas de vivir cosas nuevas por primera vez. En rrss hay multitud de gente que comparte su reto personal de probar algo nuevo cada semana, no tienes porqué compartirlo ni publicarlo, pero fijo que si te animas disfrutarás.

Y hoy os dejo así, pronto, ¡que quiero ir a ver un atardecer como si fuese mi primero y el sol no me espera!

¿Y TÚ QUÉ… te atreves a vivir “nuevas primeras veces”?  

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter