Parece que en un futuro cercano vamos a librarnos de las incómodas y ruidosas mochilas con ruedas que vemos arrastrar a los alumnos de camino a la escuela. El espacio que ocupan y la molestia que suponen para unas aulas cada vez más masificadas también van a verse mejorados gracias al creciente interés por los libros digitales.

Cada vez más se impone el uso de los libros de texto digitales en las escuelas, bien en formato libro de texto digital, como por la adopción por parte de los docentes de recursos digitales. Esto ha conllevado la posibilidad de que los alumnos lleven sus propios dispositivos electrónicos, ya sean tabletas, lectores libros electrónicos, portátiles o incluso teléfonos a las aulas para hacer un uso efectivo de los mismos. En este vídeo se puede observar lo que nos depara el futuro cercano: la posibilidad de integrar perfectamente el libro físico y el virtual con posibilidades que parecen sacadas de una película de ciencia ficción a lo Minority Report. Se trata de una propuesta de  Compedia que usa la realidad aumentada para integrar los libros físicos y los virtuales en los que las posibilidades se multiplican: los alumnos pueden estar trabajando y su profesor haciendo un seguimiento al segundo. Los estudiantes podrán navegar a un mundo virtual o aumentado con sus lectores electrónicos tomando como punto de partida el libro físico.

Ya ha habido intentos por parte de algunos docentes de publicar libros de texto electrónicos que siguen currículos oficiales como este grupo de profesores que recopilan bajo Apuntes MareaVerde libros de 1º a 4º ESO con licencia Creative Commons de forma que cualquiera puede copiarlos y difundirlos, citando al autor original.

Las editoriales, como pasó en su momento con la industria de la música, se están poniendo las pilas a marchas forzadas y ya hay varias que complementan el uso de sus libros con parte de los materiales en el aula virtual. El aula virtual de esta conocida editorial, por ejemplo, incluye textos, vídeos, contenidos interactivos, tanto para el que el alumno los use para el auto-aprendizaje, como para que los docentes se apoyen en ellos y los puedan adaptar para su uso en las clases. En esta aula han sabido ir un paso más allá e incluyen incluso herramientas para que los padres se puedan implicar y hagan un seguimiento del trabajo que realizan sus hijos en el aula.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter